¿Cómo identificar los riesgos laborales en el trabajo?

Introducción

El trabajo es un aspecto fundamental en la vida de cualquier persona. Es a través de él que obtenemos los recursos para satisfacer nuestras necesidades y las de nuestras familias. Pero no todo es color de rosa en el mundo laboral. El desempeño de ciertas tareas puede requerir de la exposición a situaciones de riesgo laboral que pueden afectar nuestra salud física y mental. Es por ello que resulta tan importante conocer los distintos tipos de riesgos laborales a los que estamos expuestos y cómo podemos identificarlos en nuestro trabajo. En este artículo, profundizaremos en las distintas categorías de riesgos laborales, así como en los factores que influyen en su aparición y cómo podemos prevenirlos.

Los distintos tipos de riesgos laborales

En nuestro lugar de trabajo podemos encontrarnos con diversos tipos de riesgos laborales. Los más comunes se dividen en cuatro categorías principales:

Riesgos físicos

Son aquellos riesgos que producen daños en la salud de los trabajadores en relación con las condiciones físicas del lugar donde se trabaja. Entre estos riesgos podemos encontrar:
  • Ruido: exposición a niveles de ruido excesivos que pueden dañar el oído a largo plazo.
  • Temperaturas extremas: trabajar en ambientes demasiado fríos o demasiado calientes puede tener consecuencias negativas para la salud.
  • Vibraciones: exposición a vibraciones con frecuencia y amplitud alta puede provocar daños en los huesos y articulaciones.

Riesgos químicos

Son aquellos riesgos que producen daños en la salud de los trabajadores debido a la exposición a sustancias químicas, ya sea a través de inhalación, contacto con la piel o ingestión accidental. Algunos ejemplos de estos riesgos son:
  • Toxicidad aguda: exposición a sustancias químicas que pueden provocar intoxicaciones graves. Un ejemplo de ello puede ser el cloro utilizado para la limpieza.
  • Toxicidad crónica: exposición a sustancias químicas que pueden provocar problemas de salud a largo plazo. Un ejemplo de ello puede ser el amianto, utilizado en el pasado como aislante.

Riesgos biológicos

Son aquellos riesgos que producen daños en la salud de los trabajadores como consecuencia de la exposición a agentes biológicos como virus, bacterias, hongos, parásitos o toxinas producidas por estos. Algunos ejemplos de riesgos biológicos son:
  • Exposición a virus y bacterias: provocada por ciertos trabajos en hospitales, centros de salud, laboratorios y otros lugares donde se manipulan muestras biológicas.
  • Exposición a parásitos: en trabajos relacionados con la limpieza de residuos orgánicos o el mantenimiento de jardines y parques.

Riesgos psicosociales

Son aquellos riesgos que producen daños en la salud mental y emocional de los trabajadores, y se relacionan con el ambiente laboral y las relaciones interpersonales entre compañeros y superiores. Entre estos riesgos podemos encontrar:
  • Estrés laboral: provocado por una carga excesiva de trabajo o conflictos con compañeros o superiores.
  • Bullying laboral: comportamientos de acoso o intimidación en el lugar de trabajo.
  • Violencia en el lugar de trabajo: situaciones de agresividad física o psicológica de terceros hacia el trabajador.

Factores que influyen en la aparición de riesgos laborales

La aparición de los distintos tipos de riesgos laborales no depende únicamente de las condiciones físicas del lugar de trabajo o de la exposición a sustancias químicas. Los factores psicosociales, organizacionales e individuales también juegan un papel fundamental en el riesgo de sufrir accidentes laborales o enfermedades profesionales.
  • Factores psicosociales: un ambiente laboral tenso, la falta de comunicación entre compañeros y la falta de reconocimiento y apoyo del trabajo realizado pueden provocar problemas de salud mental en el trabajador.
  • Factores organizacionales: una mala estructuración de las tareas y una falta de capacitación pueden generar un aumento en el riesgo de sufrir accidentes laborales.
  • Factores individuales: la edad, la capacidad física y la experiencia laboral del trabajador influyen en su susceptibilidad a los distintos tipos de riesgos laborales.

Cómo identificar los riesgos laborales en el trabajo

La prevención y la identificación de los riesgos laborales es esencial para garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores. A continuación, se presentan algunas medidas que pueden ayudar a identificar los riesgos laborales en el trabajo:
  • Realizar una evaluación de riesgos: esta evaluación debe incluir tanto los riesgos físicos, como los químicos, biológicos y psicosociales, y debe ser realizada por un profesional en seguridad y salud laboral.
  • Mantener una buena comunicación entre compañeros y superiores: esto puede permitir identificar problemas entre los trabajadores y generar soluciones a tiempo para evitar situaciones de riesgo laboral.
  • Observar el mobiliario y las herramientas de trabajo: revisar periódicamente el mobiliario y las herramientas de trabajo para detectar posibles riesgos que puedan generar accidentes laborales.
  • Realizar formaciones y capacitaciones: mantener a los trabajadores actualizados sobre los riesgos laborales y medidas de prevención es fundamental para disminuir el riesgo de sufrir accidentes laborales.

Conclusión

Es importante que los trabajadores conozcan los distintos tipos de riesgos laborales presentes en su lugar de trabajo, así como los factores que influyen en su aparición. Identificar los riesgos laborales y prevenirlos es fundamental para garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores. La prevención de los riesgos laborales es una tarea de todos y cada uno de los actores implicados en el mundo laboral: trabajadores, empresas, sindicatos y administraciones públicas.